El diputado de EQUO Juan López Uralde señaló en La Cafetera de radiocable.com el “intento de blanquear la energía nuclear, porque no genera CO2 pero sí una herencia que no desaparece, los residuos radiactivos”.

Juan López Uralde destacó que “durante décadas, los residuos de la industria nuclear europea se vertían en la fosa atlántica”. “Se desconoce aún la cantidad y su impacto, y aún no hemos sido capaces de darle una solución”- dijo.

“Lo único que hacemos con los residuos nucleares es acumularlos”- apuntó. “La radiactividad, aunque parezca invisible, no desaparece, y en el mar tampoco: no puede seguir usándose como un basurero”- añadió.