Ayer en el Pleno, apoyamos las medidas urgentes en materia de empleo agrario, con especial énfasis en el importante trabajo que desarrolla en España la población inmigrante (el 90% de la mano de obra en estas labores ha sido inmigrante), así como en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del campo.

También quisimos hacer una referencia a la importancia de que se permita el trabajo en los huertos, para garantizar el acceso a la producción de cercanía.

El cultivo y producción de cercanía nos ayudan a acercarnos al objetivo de seguridad y soberanía alimentaria. Que también significa que los alimentos se produzcan en condiciones dignas a nivel laboral.

Aquí está mi intervención completa en apoyo de estas medidas