Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

Etiqueta: cambio climático (page 1 of 7)

2019: El año de la revolución climática

Ya no hay vuelta atrás. El año que cerramos se ha convertido en el de la revolución climática. Cuando en agosto de 2018 una adolescente sueca se plantó ante el parlamento en lugar de ir a la escuela, no imaginábamos que aquello se convertiría en una gran revolución, la de los jóvenes de todo el mundo que, siguiendo el ejemplo de Greta Thunberg, comenzaron a movilizarse cada viernes exigiendo medidas radicales y acción urgente a los políticos contra el cambio climático. Con mensajes muy sencillos, pero muy claros… y, sobre todo, contundentes: «Quiero que entren en pánico, como si su casa estuviera en llamas», “Sin planeta, no hay futuro”, “No somos defensores de la naturaleza, somos la naturaleza defendiéndose”.

Este año 2019 ha estado marcado por la incertidumbre política, con muchas citas electorales (entre ellas, una repetición de las elecciones generales) y es difícil hacer un balance de una actividad parlamentaria que, por desgracia, ha sido poco fructífera.  

Sin embargo, hemos conseguido algunas cosas importantes. La más significativa, en una legislatura tan breve, ha sido la aprobación de la declaración de emergencia climática por parte de la mayoría absoluta del Congreso, a iniciativa de Unidas Podemos. Aunque el fin de la legislatura no permitió llegar a más, su aprobación compromete a toda la acción del Gobierno (de todos los gobiernos) a poner en marcha todas las políticas necesarias para hacer frente al cambio climático.

 

También hemos estado en la calle, acompañando a todos esos jóvenes que se han organizado en un movimiento ilusionante que se ha convertido en una nueva esperanza en la lucha contra el cambio climático.

 

Precisamente, esa brecha entre una sociedad civil altamente concienciada y que exige medidas urgentes, y unos gobiernos rehenes de las grandes corporaciones, se hizo patente en la COP25 que se celebró en Madrid. Una oportunidad perdida, debido a la falta de ambición de los países más contaminantes y donde los gobiernos han demostrado estado ajenos al clamor de la calle y de la gente que reclama medidas urgentes para salvar el clima.

 

 

 

 

Si algo dejó claro la nueva campaña electoral, fue, precisamente, esa concienciación ecologista, ya que la “disputa” por el voto verde quedó en evidencia de manera muy clara en los últimos meses. Desde Unidas Podemos dejamos muy claro que “el ecologismo no se dije, el ecologismo se hace”, y por eso no sólo nuestro programa recogía propuestas para un Horizonte Verde, sino que toda nuestra acción política es un compromiso para llevar a cabo la transformación que nuestro país necesita para luchar de manera efectiva contra el cambio climático. 

* (Como mi actividad es pública, y como nuestro compromiso de rendir cuentas es una realidad, puedes echar un ojo al resumen de mi agenda de campaña y el seguimiento de medios, que presentamos tras las elecciones a los compañeros de Elkarrekin Podemos en Álava). 

Ayer todo esto quedó plasmado en un acuerdo de gobierno entre Unidas Podemos y el PSOE, cuyo punto tercero está dedicado a la lucha contra el cambio climático. Este año no ha sido fácil, pero en Unidas Podemos siempre tuvimos claro que las cosas importantes no se consiguen a la primera. Ahora, vamos a seguir trabajando para impulsar medidas valientes para un país más justo, feminista y ecologista.

 

Recuerda que tenemos muchos espacios de encuentro para la reflexión y el activismo: la sección de ecología en La Cafetera, el espacio verde de Público, «Ecologismo de Emergencia», esta web o, como siempre, las redes (¿aún no sigues mi canal de telegram?).  Comparte, haz llegar a más gente todas estas actividades y reflexiones, porque unidas, podemos llegar más lejos. ¡¡Feliz 2020!!

 

Firmamos un nuevo acuerdo para España

Hoy es un día histórico tras la firma del acuerdo de Gobierno entre Unidas Podemos y PSOE para formar un Gobierno de coalición progresista que mejore la vida de las españolas y los españoles.

 

 

En concreto, el punto 3 está dedicado a la lucha contra el cambio climático, y a abordar una transición energética justa que por fin haga frente al reto más importante que tenemos por delante.

Aquí tienes el documento completo con todas las medidas que trabajaremos para poner en marcha poniendo siempre la vida en el centro, y respetando el cuidado de nuestro planeta, asegurando un futuro (y un presente) sostenible.

COALICION PROGRESISTA_Un nuevo acuerdo para España

Y aquí puedes ver la presentación del acuerdo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.

COP25: Por qué estamos perdiendo la guerra contra el cambio climático

El movimiento ecologista ha ganado batallas ambientales importantes en las últimas décadas, sin embargo la batalla climática la estamos perdiendo. De cara a esta nueva COP (Conferencia de las Partes del Convenio Climático) que se celebra en Madrid, conviene reflexionar sobre los motivos que hacen que la crisis ecológica global lejos de atenuarse, sea cada vez más intensa. Esta misma semana hemos conocido los últimos datos de concentración de carbono en la atmósfera: nuevamente se ha batido el récord y alcanzan ya las 407 ppms. El último dato de evolución de las emisiones globales certificó que en 2018 habían aumentado un 2,7%.

Si no acertamos en el diagnóstico, y no encontramos las razones reales de ese fracaso, estamos abocados a que la situación continúe agravándose. La comunidad científica nos da una década para actuar: si en 2030 no hemos reducido las emisiones en un 50% ya no podremos detener un cambio climático catastrófico.

Lo cierto es que ya en el año 1992, los jefes de estado y de gobierno de todo el mundo, conscientes de la gravedad del cambio climático, decidieron que había que ponerle freno y establecieron la necesidad de elaborar un Convenio Marco, bajo el que ahora se van celebrando las sucesivas COPs. Han pasado nada menos que 27 años, y las emisiones continúan subiendo. ¿Qué está fallando? Incluso los compromisos a los que se ha legado de la mano del Acuerdo de París se consideran insuficientes ya que, aun en caso de cumplirse, no evitarían un aumento de más de 3 grados.

El diagnóstico no es fácil pero hay algunos hechos que podemos destacar sin temor a equivocarnos que explican al menos en parte la dificultad de avanzar:

  • El papel entorpecedor de las corporaciones energéticas. Últimamente hemos conocido que informes internos de la industria de carbón y de petróleo advertían desde hace tiempo de la incidencia de las emisiones de carbono sobre el clima. Sin embargo estas informaciones fueron ocultadas, y la industria de los combustibles fósiles ha entorpecido desde hace años las iniciativas legislativas que tendían a impulsar las energías renovables o frenar a los combustibles fósiles. El lobby ha sido ( y sigue siendo) muy importante y ha tenido una eficacia constatable según hemos explicado.

 

  • La financiación pública de los combustibles fósiles. A pesar de ser conocidos sus efectos ambientales, los combustibles fósiles han seguido recibiendo cuantiosas subvenciones públicas, lo cual ha garantizado la continuidad de las inversiones en explotaciones y plantas energéticas fósiles.

 

  • La escasa voluntad política de los Gobiernos. Desgraciadamente en esta fase decisiva de la lucha contra el cambio climático nos encontramos con gobiernos débiles o directamente asimilados por las corporaciones. Basta ver la complicidad de personajes como Trump o Bolsonaro con la industria sucia para entender la magnitud del problema. Pero no son sólo ellos; desgraciadamente en las últimas décadas el poder corporativo ha ido en aumento en detrimento de los gobiernos, lo cual hace que la tarea sea cada vez más desigual. Para ser eficaces contra el cambio climático necesitamos gobiernos fuertes y valientes, capaces de plantar cara a las corporaciones y poner por delante del interés privado el interés común de defender la Tierra.

 

  • El negacionismo financiado por corporaciones. Durante demasiado tiempo el negacionismo ha sido financiado con fondos provenientes de a industria. El objetivo era sencillo: crear confusión y dudas en la ciudadanía y los gobiernos que frenarán la voluntad de actuar. En cierta medida ha sido efectivo, y al negacionismo científico ha sucedido ahora el negacionismo político oportunista que representan opciones populistas de extrema derecha.

 

Estos factores continúan lastrando el éxito de la lucha contra el cambio climático y seguirán presentes en esta COP25. Es importante ser conscientes de la magnitud del reto que tenemos por delante y del tamaño y el poder de los adversarios. Muchas veces de forma ingenua se lanzan mensajes que rebajan el problema del cambio climático a una cuestión de actitudes personales. No es cierto. Si bien es necesario que cambiemos en muchos aspectos nuestro modo de vida, es imprescindible abordar la crisis sistémica que impulsa y acelera el cambio climático. En este sentido es imprescindible la lucha colectiva y la movilización social. Todavía estamos a tiempo y hay esperanza, pero aprendamos de los errores para ser eficaces en las luchas que tenemos por delante.

[Artículo publicado en Ecologismo de Emergencia]

La lucha ecologista toma las calles

Las marchas por el clima del pasado 27S han supuesto un punto de inflexión irreversible en la lucha ecologista. La masiva participación en las movilizaciones no tiene precedentes en movilizaciones de defensa del medio ambiente, y debe marcar un nuevo rumbo en las políticas globales. Pasó el tiempo de la marginalidad: la emergencia ecológica debe abordarse de forma urgente, y con políticas transversales en todos los sectores.

En todo el mundo han sido millones las personas que han salido a la calle en esta jornada de huelga por el clima. La preocupación es genuina, y está basada en los datos científicos que avalan la rápida modificación del clima causada por la emisión de gases de efecto invernadero: nuestra dependencia de los combustibles fósiles nos pasa factura. Y puede salir muy cara si no cambiamos el rumbo de forma urgente.

 

En España asistimos unos días antes de esta movilización al debate en el Congreso de la iniciativa de Unidas Podemos reclamando la declaración de emergencia climática en España. Quizás por estar en época pre-electoral el apoyo fue total: España reconoce, a través de sus representantes en el Congreso de forma abrumadora, que estamos en emergencia climática.

Según los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, España es el país europeo en el que el aumento de las temperaturas golpea con más fuerza. Los impactos pueden corroborarse en los datos de AEMET sobre cambios tan drásticos como el aumento del verano en 5 semanas, o el calentamiento de nuestros océanos. El cambio climático ya no es cuestión de opinión; los datos son demasiado contundentes.

 

 

Sin embargo la respuesta política es desigual. Aunque todos quieran teñirse de verde, no es posible esconder que algunos no lo son tanto. Las declaraciones de Sánchez diciendo que le quita el sueño la posibilidad de que Unidas Podemos ostente el Ministerio de Transición Ecológica demuestran que tibias son sus intenciones. El PSOE no quiere molestar al oligopolio energético, y eso deja en papel mojado la mayor parte de sus propuestas. Hay que decirlo claro: sin cambiar el modelo energético no puede hacerse frente de verdad al cambio climático. Así que de cara al próximo 10N, no te quedes en la superficie de las propuestas: Si quieres combatir el cambio climático fíjate en lo que cada uno hemos hecho en estos años.

Y mientras tanto que siga la lucha en la calle. Es imprescindible la movilización para garantizar que se adopta la senda correcta y que la emergencia climática empiece a ser prioridad política.

Artículo publicado en Contrainformación.es. 

«He pedido al Rey que asuma un rol de liderazgo en la lucha contra el cambio climático»

Esta mañana, he participado en la ronda de consultas con el Rey, en nombre de EQUO, para la propuesta de candidato a la Presidencia.

Con respecto a la investidura, he trasladado al Rey que, en coherencia con la posición de nuestro grupo, sólo apoyaríamos un gobierno de Sánchez siempre que seamos parte y estemos en coalición.

Y, aprovechando que es el Día Mundial del Medio Ambiente, también le he trasladado la gravedad de la emergencia climática en la que estamos inmersos, y que somos el país de la UE que más sufre el cambio climático. Por eso, le he pedido que, desde el punto de vista institucional, asuma un rol de liderazgo.

“La postura política negacionista de la crisis climática de algunos grupos es muy peligrosa”

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, el programa SER Consumidor de la Cadena SER realizó un programa especial este pasado domingo.

Y esta es mi intervención.

 

Older posts