Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

¿A qué viene Rosa (Aguilar)?

He pasado un par de días en Sevilla, en los que he presentado el Proyecto Equo de la mano de la revista online Paralelo36. La presentación contó con una nutrida presencia de público, lo que puede dar una idea de la buena acogida que EQUO está teniendo. La construcción de la casa verde avanza a buen ritmo, y con el viento en popa. Pero de eso  hablaré otro día.

Por allí tuve también conversaciones, con gente que la ha concido bien, sobre la gestión de Rosa Aguilar tanto en el Ayuntamiento de Córdoba, como en la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. Las noticias no son buenas. Aunque todo el mundo reconoce y valora su talante dialogante, lo cierto es que el medio ambiente no está en sus genes.

Rubalcaba hablaba el otro día  acertadamente de la genetica machista del PP. Menudo personaje el alcalde de Valladolid….¿El verbo dimitir no lo conjuga?

Pero hablando de información genetica, el PSOE no tiene integrada en la suya la ecología. No es de extrañar por ello que Rosa Aguilar hable de “pintar de verde” el Ministerio. Se tratará de maquillar, más que de actuar. Al menos los antecedentes apuntan en esa dirección.

Aguilar ha sido receptora nada menos que de dos premios “Atila” por su gestión contraria al medio ambiente. Este dato resume su relación conflictiva con la cuestión ambiental.

Leo en la prensa que viene con un mandato de su jefe Griñán para desbloquear cuestiones polémicas para la Junta que no avanzaban por los obstáculos que se ponían desde medio ambiente. Un ejemplo es le proyecto de construcción de un polígono industrial en luna zona de marisma en Cádiz (Las Aletas),  o el deslinde de Doñana, entre otros.

Por eso me pregunto a qué viene Rosa Aguilar:¿ a favorecer los intereses de la Junta de Andalucía contra el medio ambiente? ¿Viene a legalizar o a demoler el hotel de El Algarrobico? Mucho me temo que a lo primero.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someone

16 Comments

  1. Ana Fernaud

    23.10.2010 at 21:53

    Tienes toda la razòn, todos los informes son de la desastrosa gestiòn que ha hecho en Andalucia, eso si con “talante” y ademàs es una confesa taurina: para mi eso la descalifica totalmente.

  2. Hola Juantxo! estoy totalmente de acuerdo contigo y añado con un punto de ironía que “Maquillaje” de Mecano podría ser el BSO de este cambio de gobierno, y en especial de rosa… (♫…sombra aquí sombra allá
    maquíllate maquíllate… mira ahora, mira ahora puedes mirar
    que ya me he puesto MAQUILLAJE (je je)
    y si ves mi cara te vas a alucinar
    y me vas a querer besar♫… aaaa aaaa)
    No desesperemos, estamos contigo, estamos juntos… con el proyecto! somos muchos y estamos trabajando duro para y por el medio ambiente, dentro de un equilibrio justo. Lo lograremos! Exitos y mis mas sinceros respetos!
    Un saludo!

  3. A que viene Rosa no es una pregunta, no hay incognitas ni misterios, sino ministerios prometidos. Rosa Aguilar o Rosa Diez, las rosas de España, tienen una orografia de espinas bien conocida.
    La pregunta real es ¿a que viene Juantxo?…, aunque tampoco es que importe demasiado la respuesta, puesto que con independencia de la “intención” con la que se viene esta el resultado colectivo al que se llega. Y ese no hay que ser muy clarividente para adivinarlo, un retraso en el camino hacia el ecosocialismo, otra piedra en el camino, un colchón para que la caida del social liberalismo sistémico del PSOE pueda ser amortiguado por una opción controlable y todavía no quemada.

    • El proyecto de Equo y de otros colectivos que sentimos la necesidad urgente de crear una fuerza verde que sea capaz de aglutinar a todas las fuerzas que trabajan en pro de la Ecología política, no es ningún “colchón” sino la necesidad de salir de ese “colchón” ese letargo, en el que está sumido este país, un retraso de más de 20 años sin una fuerza verde con peso y representatividad para poder reverdecer las políticas y el modelo socio-económico actual.

      • A principios de la última decada del siglo pasado algunas nos la jugamos por dar la cara (y “nuestros” puestos, los de “nuestra” gente) para que se tuviera “generosidad” en acoger a los “verdes” en pactos que les permitieron sobrevivir. Mientras hicimos el “Manifiesto Ecosocialista” y nos aprestamos a defenderlo hacia “adentro” y hacia “fuera” los “verdes” se quedaron con puesto y dinero, nosotras con la verguenza de su intervención favorable a la masacre sobre Yugoslavia. Cuando los verdes vuevan a hacer causa común con el anticapitalismo, con el antimilitarismo, cuando reconozcan que el crecimiento ha de ser en valores y no de PIB, “que todo tiene un límite” y ese límite no es solo el físico (objetivo e ineludible) sino tambien ético y basado en otros principios (no aspiramos a la buena vida sino a la vida buena), entonces volveremos a hablar. Mientras cuando los nombres que en las CC.AA representan “vuestros” (¿de quiénes?) en las “negociaciones” sean rastreables en Google como sujetos de múltiples reclamaciones judiiciales y corruptelas variadas, solo podemos pensar que sirven a quién se beneficia “objetivamente” de vuestra “Nueva presencia”, aquellos que esperan recoger los votos del “desencanto” zapateril en vuestra nueva franquicia. Que todo cambie, para que todo siga igual es una vieja estategia.

        • Existen dos formas de hacer política, una integradora y otra excluyente… definir el proyecto verde como exclusivamente eco-socialista y poner barreras para que el proyecto crezca es un gran error, otros sin embargo, miramos más al futuro que al pasado, y creemos que pueden entrar todas las sensibilidades que defienden la ecología y la equidad como eje trasversal de todas sus políticas. Algo que por cierto, ya ha tenido su éxito rotundo en Francia, donde gente como José Bové y Cohn-Bendit, en principio antagónicos para algunos, han sabido ir de la mano y unirse en un proyecto verde muchísimo más amplio e integrador, lo que se tradujo en un rotundo éxito en las europeas con el 16,42% de los votos, a solo dos décimas del PS francés, y a años luz de otros proyectos en mi opinión ya quemados, desgastados y que no han sabido dar soluciones.

          Vamos por buen camino, entre todos podemos hacer surgir algo muy grande que por fin ponga en el centro la ecología y la justicia social y dejarnos ya de tanta tontería en etiquetas y pequeños matices que separen más que unan.

  4. Pues yo creo que viene para vigilar en nombre de la Junta de Andalucia que la transferencia del Guadalquivir no se toque, diga lo que diga el Tribunal Constitucional. Piensa mal…..

  5. Ultimolunes

    24.10.2010 at 1:00

    Además de todo lo ya dicho viene a “parir” la ley del Parque Nacional del Guadarrama. La ministra Narbona ya dijo en su día que con lo que se había construido cuando lo de la burbuja, quizás fuese perder el tiempo declarar Parque al Guadarrama.
    Esperanza Aguirre ha tardado en aprobar el PORN 7 años y ha restado suelo hasta dejar la zona madrileña del Parque en menos de 20.000 hectareas.

    Lo que es trabajar, en eso del Guadarrama no se va a romper la espalda…. Y si te pones a pensar en la ley de costas…. casi mejor que se coja la baja y le manden el sueldo a casa.

  6. ResPublicae

    24.10.2010 at 4:18

    Creo que la pregunta sería ¿A qué se ha ido?.
    Pienso que lo que le ha caído es un marrón de mucho cuidado. Con lo de “El Algarrobico” lo tiene negro. Haga lo que haga, se derribe o no, los paganinis vamos a ser los de siempre y eso no le gusta a nadie ¿verdad?.

  7. Gregoria González Hoces

    24.10.2010 at 8:15

    La ambición política de Rosa Aguilar, no pasa por su mejor momento. Rosa no llega al panorama político actual con ideas medioambientales, si no todo lo contrario, llega a sacarle las castañas del fuego a un gobierno debilitado, sonrojado y contradictorio en casi todo.
    Quizás sea este, su único y controvertido objetivo defender lo indefendible……… el tiempo lo desvelara

  8. Pues yo diría que tienes gran parte de Razón. De todas formas, ahí está la Trayectoría de Rosa Aguilar. No hay mucho más que decir. A ZP, lo único que le preocupa es mantener su Poder, y si para ello tiene que contentar a ciertos Sectores, colocando a cierta Gente en Cargos de Responsabilidad. Aunque estos no esten Preparados. Pues lo hará siempre. El cuenta con la poca Memoria Histórica que suelen tener los Españoles, al cabo de un Año, poca Gente se acordará de la pesima Gestión que ha realizado. Un Saludo.

  9. Para Antonio Arnau:

    Juantxo no viene a ser colchón para la siesta tras la crisis. No viene a reservar a los desencantados del psoe hasta nueva orden. Juantxo viene a por los votos de quienes no queremos votar a mentirosos deshumanizados. No te equivoques ni vengas a confundir a nadie. Equo tendrá la mayoría de sus votos entre los que hasta ahora no votaban.

    De todos modos si esto no te gusta, creo que en la web encontrarás algo más afín a tus pensamientos. creo que en psoe.com ponen a parir a equo.

  10. Juantxo,

    Reclamo… de inmediato… entrada sobre Wikileaks !!

    PD: Rosa Aguilar es una persona resolutiva, con vocación ejecutiva, por eso está en el PSOE, en lugar de en un partido que sea mas inspiración como puede ser IU o en el futuro, EQUO. Nunca será un referente “verde”, pero seguro que se puede colaborar con ella. Seguro que sabe “jugar” a juntar cosas para crecer (!)

  11. Para mi esta claro, viena a taponar la brecha que equo ha echo en el pantano político español antes de que sea tarde: “no, no os vayais a equo si somos muy ecologistas, si vamos a pintar de verde el ministerio y lo que haga falta”. Zapatero o el que sea presidente de turno del Gobierno de España hará todo lo que pueda para que la marea ecologista no erosione su electorado.

  12. Los alrededores de Córdoba son deprimentes: Cereal, cereal y más cereal… Policultivo, reforestación agraria, servicios ecosistémicos y similares, son conceptos que al parecer no figuran en el vocabulario de la Sr Aguilar. Vale que un ayuntamiento no es omnipotente, pero de querer, algo habría podido hacer en tanto tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*