Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

Etiqueta: derechos de los animales (page 1 of 2)

Lamentamos que se autorice la caza durante el estado de alarma, y pedimos que se exploren alternativas más eficaces para el control de poblaciones

El Real Decreto que regula el estado de alarma sólo permite una serie de actividades, muy restrictivas, y de primera necesidad. La caza no es una de ellas. Sin embargo, algunas Comunidades Autónomas están haciendo una interpretación laxa de la normativa para autorizarla. Consideramos que la recomendación del Ministerio de Agricultura para el control de poblaciones de jabalíes, no ayuda. Esta es la nota que hemos enviado a los medios al respecto:

Unidas Podemos considera un error que se autorice la caza durante el estado de alarma, y recomienda estudiar alternativas más eficaces para el control de poblaciones
  • Juantxo López de Uralde: “No existe razón alguna que justifique, en medio de una crisis sanitaria y con toda la población confinada, que se autorice a cazar determinadas especies sin tener en cuenta otras alternativas para el control de poblaciones, salvo la presión del lobby de la caza”.

(17/04/2020). Para Unidas Podemos, la recomendación emitida por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a las Comunidades Autónomas para que mantengan el control de la proliferación de poblaciones de jabalíes puede suponer una “incitación a permitir la caza para el control de poblaciones”, sin tener en cuenta otros mecanismos más eficaces. Por ello ha registrado una pregunta en el Congreso dirigida al gobierno sobre esta reciente recomendación del MAPA. 

“De hecho”, recuerda el diputado ecologista Juantxo López de Uralde, “durante estas semanas hemos visto numerosas órdenes de Comunidades Autónomas autorizando, sin justificación alguna, una actividad como la caza, que no está permitida en el Real Decreto que regula el estado de alarma. La recomendación del Ministerio de Agricultura puede dar alas a quienes ya se estaban saltando el confinamiento en algunas regiones”. 

En el escrito que ha registrado, el Grupo Confederal cuestiona la eficacia del control de poblaciones sobre las especies cinegéticas, y propone al Ministerio de Agricultura que tenga en cuenta otros métodos alternativos y más perdurables y eficaces para el control de poblaciones que el uso de la caza.

 

López de Uralde: «Tenemos muchas diferencias con Pacma, y no sobre el tema animalista»

[Entrevista en Público. Por Alejandro Tena].

El político de Equo atiende ‘Público’ para hablar sobre la campaña electoral, la confluencia del partido verde con Unidas Podemos, entre otros temas de interés, como el auge de Vox y las manifestaciones de Jóvenes por el Clima.

En un momento de crisis climática, con las calles de Europa inundadas de activistas y estudiantes que claman contra el calentamiento global, la política se vuelve necesaria. No es casualidad que hace poco menos de un mes se concentraran miles de jóvenes frente al Congreso de los Diputados al grito de «No hay planeta B». Si no se actúa ya, pagaremos las consecuencias.

Juan López de Uralde es, quizá, la voz más representativa del ecologismo en el Parlamento. Diputado y fundador de Equo, con un pasado vinculado al activismo, trabaja duro para volver a ser elegido el 28A dentro de las listas de Unidas Podemos. Lo hará como cabeza de lista de la coalición por Álava, después de ganar por mayoría en las primarias del partido verde.

¿Por qué Equo decidió acudir con Unidas Podemos a las elecciones generales del 28A?

Nosotros, desde 2015, apostamos por sumar, por confluir, porque creemos que el espacio del cambio es un espacio diverso que nos enriquece. En ese sentido, en estas elecciones generales era necesaria esa unidad teniendo en cuenta que hay un riesgo real de que la extrema derecha llegue a las instituciones. Nosotros tenemos que hacer un bloque lo más consistente posible para poder condicionar que el futuro gobierno siga siendo de cambio y de avance en políticas de igualdad y sostenibilidad.

Es partidario de que la izquierda sume, ¿qué opina de la disgregación que hay en Madrid y de que Equo concurra allí con Errejón y Carmena?

Me entristece esa división. Desde mi punto de vista deberíamos ir juntos. Desde el punto de vista personal esto ha generado divisiones que no ayudan a encarar un futuro en el que queramos o no vamos a tener que sumar. Desde el principio, mi apuesta era clara por la unidad, pero no ha sido posible.

Habla de la necesidad de sumar para combatir a la extrema derecha, ¿le da miedo Vox? ¿Cómo está viviendo este auge?

No me da miedo porque no tenemos que tener miedo, pero me preocupa el hecho de que un partido neofascista pueda tener tan alta intención de voto. Es neofranquista en todos sus aspectos, con posiciones fuera de la realidad en temas como el cambio climático, donde dicen que es una milonga. También lo son por su homofobia claramente explicitada o por el rechazo al migrante. Me parece que es muy preocupante que este partido pueda llegar a las instituciones. Creo que no debería ser así, pero no debemos reaccionar con miedo, sino con la fuerza de que tenemos propuestas mucho mejores para hacerles frente. Hay que hacerles frente con políticas.

Antes de tratar temas de campaña, hablemos de la legislatura que se cierra ¿Cree que el Gobierno de Sánchez ha hecho suficiente en materia climática?

No, en absoluto. El PSOE ha hecho un amago, pero no ha terminado de cumplir con los compromisos que había adoptado y no ha presentado la Ley de Cambio Climático. Ha dejado pasar una legislatura porque le han temblado las piernas ante los poderes económicos. Esperemos que la próxima legislatura haya un grupo suficientemente fuerte para poder respaldar esta ley y frenar el cambio climático.

¿Qué aspectos relevantes debería incluir esta ley?

Es fundamental que sea ambiciosa para poder reducir las emisiones, en la línea de lo que propone el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático), al 50% para 2030. Además, para que esto salga adelante, se necesita llegar a un escenario con el cien por cien de las energías renovables. Esta ley también debe servir para dar un paso hacia la movilidad eléctrica. Esperamos que en la próxima legislatura tengamos una mayoría lo suficientemente fuerte como para impulsarla.

Unidas Podemos presenta un programa muy ambicioso en materia medioambiental. Tienen hasta 43 puntos destinados a combatir el cambio climático. ¿Qué papel ha jugado Equo en ello?

El programa es el resultado del trabajo que se ha hecho a lo largo de toda esta legislatura. No es solamente nuestra aportación concreta, sino que el programa deriva de la Ley de Cambio Climático que registramos en 2018. Hemos tenido debates muy enriquecedores en todo el proceso de elaboración de esta ley, no sólo entre Equo y los actores políticos, también con otras organizaciones sociales que participaron en la elaboración. Finalmente esta legislación ha terminado concretándose en un programa. Hemos sacado lo más destacado, pero hay mucho más.

Hablan de una transición energética en la que se puedan ir cerrando de manera paulatina las nucleares y las plantas de carbón, pero advierten de que crearán dos puestos de trabajo por cada uno que se pierda, ¿cómo lo harán?

Que la transición ecológica y energética sea justa es una necesidad. No basta con cambiar el modelo, sino que no deben quedarse víctimas en el camino. Por ello, promovemos la creación de una herramienta, que es un banco para financiar la transición y destinar el 2,5 del PIB a esa transformación. Esto no es sólo política medioambiental, también es política industrial y política de generación de empleo. Creemos que a través del impulso de proyectos de transición energética se puede garantizar que sea justa.

También abogan por la creación de una empresa pública de energía, ¿por qué? ¿Cree que es posible que esta medida reciba el apoyo de otros grupos?

La política energética está en manos de un oligopolio que hace que haya un problema grave de pobreza energética en nuestro país y que el precio de la luz esté completamente disparado. Creemos que esto es completamente inaceptable y por eso apostamos por la creación de esta empresa pública. Este es nuestro programa, ya tendremos tiempo de hablarlo con el Partido Socialista, aunque algunas de estas propuestas ya las hablamos con ellos en la elaboración de esa Ley de Cambio Climático que al final no presentaron.

El programa de Unidas Podemos habla también de acabar con las subvenciones a la tauromaquia, ¿Por qué no se apuesta por una abolición directa?

Creemos que es más efectivo eliminar las subvenciones porque con ello se termina de facto con la tauromaquia. Una prohibición sería una confrontación directa que podría provocar un efecto rebote y tener el efecto contrario. En ese sentido, nosotros creemos que es mejor ir paso a paso, eliminando el apoyo público. Es una hoja de ruta más efectiva que la que proponen otros.

Siguiendo con derechos animales, ¿por qué Pacma no se ha incluido en la confluencia?

Se planteó en su momento y no quisieron. Realmente con Pacma tenemos muchas diferencias que han ido apareciendo. No directamente sobre el tema animalista, sino en otras cuestiones programáticas. Pacma, en primer lugar, no ha querido, pero es que, además, su programa no responde a nuestros planteamientos.

En los últimos meses los jóvenes de Europa han puesto el calentamiento global en el centro del debate político. En España los estudiantes llenaron la Puerta del Sol y muchas plazas de otras ciudades. ¿Cómo valora este movimiento?

Me parece que es la mejor noticia de los últimos años. Espero que sean capaces de mantenerla en el tiempo y que realmente pongan presión sobre la clase política para que el cambio climático siga en la agenda. Ya he mencionado la ausencia de este tema en los debates políticos, lo que es indicativo de que para los medios de comunicación y para muchos políticos no está en la agenda. Si no afrontamos la lucha contra el cambio climático, no vamos a tener un planeta donde estar. Esto lo están diciendo los jóvenes en Europa y es la mejor noticia.

Además, en los últimos días se ha convertido en noticia las detenciones de cientos de personas que protestaban en Inglaterra contra el cambio climático, ¿está yendo la sociedad por delante de la clase política en este tema?

Esto está ocurriendo desde hace mucho tiempo. La sociedad se está moviendo desde hace mucho tiempo. Recuerdo que en la cumbre de Copenhague, cuando yo estuve detenido, hubo una gran movilización social en las calles. Desgraciadamente los intereses empresariales y la cobardía de los políticos están impidiendo que se avance en la lucha contra el cambio climático. Esperamos que la movilización ciudadana continúe y se siga presionando a determinados políticos. Políticos que están financiados por la banca y por lo tanto hay que cuestionar su independencia.

El movimiento ecologista español ha tenido un papel importante a nivel social, pero nunca ha llegado a ser un elemento político fuerte como ocurre en otros estados de Europa ¿Por qué?

Es algo que he reflexionado mucho. Esto tiene que ver con la educación y la falta de conciencia que hay en nuestra sociedad con los problemas ambientales. Esto, afortunadamente, ha empezado a cambiar con el movimiento de los jóvenes por el clima. Sin embargo, la crisis ecológica se ha visto como un problema secundario, también por parte de la izquierda. Esto está cambiando, pero desgraciadamente está cambiando porque la gravedad de la crisis es irreversible.

Se habla mucho del negacionismo y la incapacidad de la derecha para afrontar la crisis climática, pero ¿cree que la izquierda española está a la altura del momento?

Creo que eso ha cambiado. Fue un tema secundario, pero ahora mismo sí que se está afrontando la crisis. El programa de Unidas Podemos, el Horizonte Verde es el eje prioritario.

Entrevista publicada en Público.es

 

Animales salvajes maltratados

Hace ya un año registramos  en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley para modificar el Código Penal e incluir en su texto la responsabilidad penal por maltrato a animales salvajes, y así evitar que queden impunes los casos de maltrato a animales que vivan en estado salvaje. Algunos de los más recientes  tuvieron un enrome impacto en la opinión pública.  Hablamos de la persecución de un lobo y su atropello en la sierra de Gredos,  el caso del jabalí despeñado por unos senderistas en Asturias o  el del jabalí ahogado hasta la muerte por un joven en Lleida.

En la propuesta, aprovechamos  para elevar las penas por todo maltrato animal hasta los dos años y medio de prisión, ya que entendemos que las penas establecidas hasta ahora son insuficientes. Si hoy la horquilla se sitúa entre los tres meses y el año de prisión, planteamos que se eleven a de seis meses a dos años y seis meses.

Actualmente el articulado del Código Penal recoge el maltrato animal como delito, pero establece penas sólo para aquellos que son domésticos amansados o que viven bajo control humano. Los animales que viven en estado salvaje  están a día de hoy explícitamente excluidos del delito de maltrato, lo que impide actuar penalmente contra los responsables de los casos que se han registrado en los últimos meses. Si es maltrato cuando se hace con un perro, ¿por qué no lo va a ser si se le hace a un jabalí?, nos preguntamos.

Esta iniciativa  sigue la línea del trabajo realizado en el Congreso en los últimos meses para incluir a los animales como «seres sintientes». Un concepto en el que también están incluidos aquellos animales que viven en estado salvaje. Y para que esta situación cambie  planteamos modificar el redactado del artículo del Código Penal, e incluir el concepto «animal vertebrado».

En este sentido, incluimos una medida penal adicional, que sería la «privación del derecho de propiedad sobre el animal», es decir, que si se confirma un maltrato sobre un animal, en este caso doméstico, se podrá retirar el derecho de custodia a su dueño. En este caso, la mascota pasaría a estar en manos de las administraciones competentes y podría iniciarse un proceso para su adopción.

La propuesta legislativa registrada, también pide cambiar el concepto que se recoge como «explotación sexual de los animales» por «abuso sexual a animales», ya que entendemos  que el término explotación únicamente se refiere «a que hay un beneficio económico detrás de ese maltrato», mientras que de la otra forma se recoge cualquier tipo de abuso sexual contra estos seres.

Sin embargo esta Proposición de Ley ha recibido una respuesta airada por parte del lobby de la caza (que no representa  a todos los cazadores), quienes afirman ver amenazada su actividad por esta propuesta, llegando incluso a acusarnos de querer prohibir la caza y la pesca en España, todo ello con el único objetivo de extender la duda entre el colectivo de cazadores, más allá de la propia propuesta.

Conviene aclarar que esta propuesta nada tiene que ver: la caza, a día de hoy, es una actividad legal si se desarrolla dentro del marco jurídico habilitante para su desarrollo. Por tanto, los cazadores que cumplan con esa legalidad, al igual que sucede en otros países con idénticas fórmulas penales de protección de los animales salvajes, no tienen por qué percibir esta proposición de reforma como un ataque a la actividad cinegética. Lo que se trata es de frenar el maltrato animal, la impunidad de comportamientos injustificables desde todo punto de vista, que tienen como víctimas a los animales salvajes con independencia de las aficiones del posible agente criminal.

A pesar de ello, a día de hoy, el lobby de la caza se opone de manera frontal a cualquier avance en defensa de los animales, y lo considera una amenaza a sus intereses. Quizás por eso esa postura tajante en contra de nuestra propuesta, cuyo objetivo es perseguir el maltrato animal, y que viene avalada por numerosos argumentos jurídicos.

Por nuestra parte seguiremos trabajando para mejorar la protección de los animales en la legislación española, aunque nos encontremos con obstáculos como el descrito. De hecho estamos convencidos, por la gran indignación que han generado imágenes como las que describimos, que esta iniciativa cuenta con un amplio respaldo social.

(Artículo publicado en Ecologismo de Emergencia).

Contra el maltrato a los animales salvajes: modifiquemos el Código Penal

Hace unos meses presentamos en el Congreso una Proposición de Ley cuyo objetivo es la ampliación a los animales salvajes de la protección en el Código Penal frente al maltrato animal. Ahora mismo los animales salvajes están explícitamente excluidos de dicha protección.  Esta propuesta tan necesaria viene al caso de los múltiples episodios de maltrato a animales salvajes que se vienen produciendo en los últimos meses, y que vamos conociendo a través de vídeos reproducidos en las redes sociales. Lobos, jabalíes, zorros… son algunas de las especies en las que de formas más evidente se dan estos casos, que normalmente quedan sin ningún tipo de castigo.

Como digo, el principal objetivo de esta PL es el reforzamiento de la protección penal del tipo básico del delito de maltrato animal regulado en el artículo 337. 1 a través,  de la ampliación de los animales penalmente protegidos frente al maltrato, incluyendo en él también a los animales salvajes.

En el artículo 337.1 letra d) se excluye expresamente a los animales salvajes de la protección penal frente al maltrato, situación jurídica ésta que actualmente permite que casos como los que recientemente han sacudido a la opinión pública española, como el del jabalí despeñado por unos excursionistas en Asturias, el del jabalí ahogado brutalmente por una persona en un canal de riego, o el atropello deliberado de un lobo en la Sierra de Gredos que, también, como los anteriores, fue grabado en vídeo, queden penalmente impunes. Todo ello ha puesto de relieve la necesidad de ampliar la protección penal por maltrato animal a los animales salvajes para que hechos como los narrados no queden sin ningún tipo de reproche penal.

Para ampliar esta protección penal frente al maltrato a los animales salvajes se propone la fórmula ya tomada tanto por el legislador alemán en la TierSchG, que utiliza el concepto de animal vertebrado (Wirbeltier), esto es, aquel que posee columna vertebral, desarrollo simétrico dual y sistema nervioso central, como por el legislador británico, que utiliza idéntica definición del animal protegido al amparo de la Animal Welfare Act 2006, ya que ello permite ampliar el campo de protección a animales que poseen idéntica capacidad de sufrimiento y que son, por tanto, igualmente susceptibles de ser maltratados si se topan con el agente criminal. Este es el elemento esencial, que estos animales tienen capacidad de sentir y sufrir, y que se encuentran absolutamente indefensos y al albur de lo que el humano quiera hacer con ellos.

Sin embargo esta PL ha recibido una respuesta airada por parte del lobby de la caza (que no representa  a todos los cazadores), quienes afirman ver amenazada su actividad por esta propuesta, llegando incluso a acusarnos de querer prohibir la caza y la pesca en España, todo ello con el único objetivo de extender la duda entre el colectivo de cazadores, más allá de la propia PL.

Sin embargo esta PL nada tiene que ver: la caza, a día de hoy, es una actividad legal si se desarrolla dentro del marco jurídico habilitante para su desarrollo. Por tanto, los cazadores que cumplan con esa legalidad,
al igual que sucede en otros países con idénticas fórmulas penales de protección de los animales salvajes, no tienen por qué percibir esta proposición de reforma como un ataque a la actividad cinegética. Lo que se trata es de frenar el maltrato animal, la impunidad de comportamientos injustificables desde todo punto de vista, que tienen como víctimas a los animales salvajes con independencia de las aficiones del posible
agente criminal.

A pesar de ello, a día de hoy, el lobby de la caza se opone de manera frontal a cualquier avance en defensa de los animales, y lo considera una amenaza a sus intereses. Quizás por eso esa postura tajante en contra de nuestra PL, cuyo objetivo es perseguir el maltrato animal, y que viene avalada por numerosos argumentos jurídicos.

Por nuestra parte seguiremos trabajando para mejorar la protección de los animales en la legislación española, aunque nos encontremos con obstáculos como el descrito.

Balance del trabajo desarrollado en 2018 en el Congreso

Hace ahora tres años que llegué al Congreso como diputado de EQUO dentro de Unidos Podemos y, aunque la legislatura está siendo compleja, el trabajo por el bien común siempre deja éxitos y satisfacciones importantes. (Como por ejemplo, votar a favor en la moción de censura con la que conseguimos echar del Gobierno a Mariano Rajoy, el Partido Popular y su corrupción).

Trabajar desde la oposición no es fácil, muy especialmente en la tarea que me ocupa. Y es que los seis años de Gobierno de Rajoy han supuesto un auténtico desastre para el medio ambiente en nuestro país, tras haber acometido una dura contrarreforma ambiental durante los años que tuvo mayoría absoluta, modificando todas las leyes de protección y mejora del medio ambiente en favor de los intereses económicos de unos pocos.

Como contrapartida, la presencia de las políticas verdes y la ecología es cada vez mayor en el Congreso, gracias a la presencia de EQUO en Unidos Podemos, que ha asumido el cambio climático y la transición energética, la defensa del medio ambiente y los derechos de los animales como prioridad en la agenda política.

Ahora tenemos un nuevo Gobierno, al que tendimos la mano para frenar la crisis ecológica que afronta nuestro país. Pero no puede haber excusas, porque el daño ha sido muy grande, y porque nos quedamos sin tiempo.

En mi balance de hace un año, definí 2017 como el año en que la acción climática ocupó el Congreso, ya que hemos conseguido que el cambio climático haya dejado de ocupar un segundo plano en la agenda política. Este año sin duda ha estado marcado por uno de los grandes problemas a los que se enfrenta nuestro planeta: la contaminación por plásticos. ¿Sabías que, cada año se estima que 8 millones de toneladas de plástico acaban en el mar? ¿Y que de seguir al ritmo actual, en 2050 habrá en los mares más plásticos que peces? ¿Y que ninguna tortuga marina del Mediterráneo ha dejado de ingerir plásticos? ¿O que el 90% de las aves marinas tienen fragmentos plásticos en sus estómago?

En cuanto al cambio climático, la conciencia de la ciudadanía no ha parado de crecer, y las advertencias de los científicos no dejan lugar a duda: estamos en la cuenta atrás, y es imprescindible mayor ambición en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, el avance de la extrema derecha global se está cebando con las políticas de defensa ambiental y está mermando las políticas globales para frenar el cambio climático. Afortunadamente, en el centro de Europa, los partidos verdes ya se están consolidando como alternativa progresista frente a ese avance. ¿Seguimos empujando para que esa ‘ola verde’ llegue pronto a nuestro país?

 

 

Mientras, aquí te dejo un breve repaso a algunas de las iniciativas y propuestas en las que he trabajado a lo largo de este año intenso. 

 

Registro de la Proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Foto: Dani Gago

Tras años de retrasos y promesas incumplidas por el anterior Gobierno, desde Unidos Podemos presentamos, en el mes de julio, nuestra proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, una ley ambiciosa que contempla objetivos que van mucho más allá del mandato de la Unión Europea; transversal y que afecta a todos los sectores, y, sobre todo, una ley que es socialmente justa, desterrando la pobreza energética y apoyando modelos de transición social en las comarcas que se puedan ver afectadas por los cambios.

Además, hemos tendido la mano al Gobierno para impulsar una Ley de Cambio Climático ambiciosa en esta legislatura, en el marco del acuerdo presupuestario al que llegamos con el Gobierno.

Este año he vuelto a asistir, representando a mi grupo parlamentario, en la delegación del Congreso de los Diputados a la Cumbre del Clima de Katowice, COP24.

 

 

 

En materia energética y de seguridad nuclear… 

  • Un año después del cierre de Garoña, me preocupa lo lento que va su desmantelamiento, y que apenas haya información clara ni transparencia de lo que se está haciendo. Además, he seguido denunciado nuevas contaminaciones en este proceso.
  • Tras la sentencia del Tribunal Constitucional que por fin puso freno a los vetos del Gobierno del PP en el Congreso de los Diputados, volvimos a presentar todas nuestras leyes vetadas, entre ellas la Proposición de Ley para el Fomento del Autoconsumo y la derogación del ‘impuesto al sol’. Finalmente, el Gobierno aprobó, en octubre, un Real Decreto Ley que ponía fin a este impuesto.

Durante todo este año, desde la Comisión de Energía primero y la de Transición Ecológica ahora, me he seguido ocupando de la ponencia encargada de las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear:

  • hemos propuesto una reforma del CSN para garantizar su independencia y una mayor transparencia en su funcionamiento
  • se aprobó por unanimidad el informe de actividad de 2016, que pide planificar el desmantelamiento de las nucleares, elaborar nuevo Plan de Residuos Radiactivos, resolver la cuestión del almacén centralizado de residuos (ATC), y cancelar el proyecto de mina de uranio en Retortillo. 
  • he pedido explicaciones por la presencia de lodos radiactivos en los márgenes del Jarama

En este sentido, el Gobierno se comprometió, en noviembre, a elaborar un nuevo Plan de Residuos Radiactivos, en respuesta a una pregunta que registré hace unos meses, y el CSN frenó la tramitación de los permisos de la mina de uranio de Retortillo a la espera de más información. Tras las explicaciones pedidas, el Gobierno elaborará la lista de suelos con lodos radiactivos tras la polémica del Jarama. Además, el Gobierno paralizó los trámites para la construcción del ATC, y por último, pero no por ello menos importante, logramos abordar la necesidad de un Plan de seguridad contra los ciberataques en las nucleares españolas.

 

 

¿Sabes que la Fundéu ha elegido ‘microplástico’ como la palabra del año 2018? Lo ha hecho por ser «un término que pone el acento en la toma de conciencia en torno a uno de los grandes problemas medioambientales a los que se enfrenta la humanidad». La lucha contra la contaminación por plásticos y la gestión de residuos ha sido uno de los principales ejes de mi actividad este año:

  • Denuncio el modelo de gestión de residuos del Gobierno del PP (o la ausencia de una política de residuos) tras la entrada en vigor de la prohibición por parte de China, de importar determinados residuos (fundamentalmente plásticos). Con motivo del día mundial del reciclaje, denuncio el fracaso de la política española de residuos. 
  • Tras la denuncia de EQUO, la Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto una investigación para esclarecer las posibles causas de los numerosos incendios en las plantas de gestión de residuos.
  • Registramos una Proposición de Ley para la reducción de los plásticos de un solo uso, cuyos principales objetivos son reducir la cantidad de plástico que se pone en circulación y apostar por la reutilización y el reciclaje, llegando a una tasa del 100% en 2030

Cada minuto que el PP ha estado en el Gobierno, ha sido un lastre para el medio ambiente y la biodiversidad, y no he dejado de denunciar sus políticas de contrarreforma ambiental y, ahora, de llevar a cabo propuestas para tratar de revertir, en la medida de lo posible, el deterioro causado. En algunos casos, con éxito:

  • En la semana de la movilidad, desde Unidos Podemos proponemos una moratoria del AVE y aumentar la inversión en cercanías y media distancia
  • En la reforma de la Ley de Impacto Ambiental, hemos introducido una enmienda que obliga a que las nuevas cárceles que se construyan a partir de ahora estén obligadas a pasar el trámite de evaluación ambiental
  • Exijo más ambición al nuevo Gobierno para eliminar los combustibles fósiles  

La ciudadanía cada vez es más sensible frente a los casos de maltrato animal, y reclama cambios en nuestra legislación que acompañen esa creciente conciencia social. Por eso, los derechos de los animales son una de las tareas que me ocupa con cada vez más espacio dentro de mi grupo parlamentario:

 

Pero estos son sólo algunos ejemplos concretos de mi trabajo… son muchas más las preguntas e iniciativas que llevo a cabo en mi día a día, y que, como puedes ver, algunas de ellas tienen consecuencias concretas. 

 

Este mes de septiembre he estrenado una sección de actualidad y medio ambiente en el programa ‘La Cafetera’, de Fernando Berlín. Es todos los martes, hacia las 9.00, y te invito a unirte. Y también puedes seguir mis reflexiones y la actualidad en mi canal de Telegram y en el blog Ecologismo de Emergencia. Pero además de eso, comparto un pequeño resumen de mi actividad en los medios de comunicación. ¡Feliz 2019… en verde!

 

Caza, toros y caspa en las elecciones andaluzas

Que Vox haga bandera de la caza y de los toros demuestra hasta qué punto estamos ante la misma vieja extrema derecha de siempre, que se resiste a la España que quiere cambiar en todos sus ámbitos y reniega del maltrato animal. La España que defiende una nueva relación con la Naturaleza, y el respeto a los seres vivos con los que convivimos ya ha dictado su sentencia respecto a esta nueva versión política del casticismo tradicionalista de Abascal: son la misma caspa de siempre.

No hay nada de nuevo en apoyarse en las federaciones de caza para promover una candidatura electoral, ni hacerse fuerte tras la imagen de algún torero. El bipartidismo lo lleva haciendo desde hace décadas, y Ciudadanos tampoco le hace ascos. La derecha tiene claro que para mantener su control del mundo rural, este modelo que se autorepresenta en caza, y toro, esconde en realidad un mundo rural dominado por la agricultura industrial. Un modelo que está al mismo tiempo vaciando los pueblos, y ha convertido grandes zonas de la España rural en la España vacía. Ese modelo de España vacía en manos de caciques que puedan disponer del territorio para instalar macrogranjas de cerdos – que ahora podemos exportar también a China – o para dar vía libre a la minería, es el que hoy domina el mundo rural. Y también su voto, con el importante impacto del mismo en el sistema electoral español. Así que todo esfuerzo es poco para impedir que nada cambie.

Pero tanto la caza como los toros son dos actividades en franca decadencia. No se trata ya de la presión de los movimientos animalistas, que pretenden la abolición de estas actividades, como que los españoles les han dado la espalda, y por tanto ya decaen por sí mismas. Las encuestas son contundentes, y cada vez menos gente disfruta de las corridas de toros. El número de cazadores se reduce también año tras año. Parece contradictorio que una fuerza política que se pretende emergente base parte de su apoyo en actividades que decaen de forma tan plausible. Pero es que la caza y los toros representan muy bien los valores de esa España que VOX dice defender, y que en realidad ya defienden PP y Cs, y en gran medida también el PSOE.

Hace unos meses se preguntaba Theo Oberhuber en estas mismas páginas ¿contra qué protestan los cazadores? Él mismo se respondía que aquellas manifestaciones eran un grito de angustia ate el creciente rechazo social que la caza produce entre la gente. En el medio plazo que tanto el mundo de la caza como el de los toros han cometido otro grave error, al identificarse tan claramente con lo que representa la extrema derecha de VOX, apoyando sus candidaturas. Allá ellos. A muchos no nos sorprende.

Los toros y la caza están en franca decadencia, porque la gente les ha dado la espalda. Nuevos valores que tienen en consideración al resto de seres vivos y a la Naturaleza representan mejor la España del siglo XXI. Así que nada nuevo aporta la posición de VOX.

(Artículo publicado en Ecologismo de Emergencia)

Older posts