El Ministerio para la Transición Ecológica ha aprobado hoy la declaración de impacto ambiental del proyecto Sondeo de investigación de hidrocarburos Armentia-2, en Vitoria-Gasteiz (Álava).

A pesar de la resolución publicada hoy en el BOE por el Ministerio, que certifica la viabilidad técnica del proyecto, la extracción de gas, como ya ha denunciado el diputado ecologista de Unidas Podemos, López de Uralde, en reiteradas ocasiones, ignora los impactos reales que este tipo de proyectos tienen sobre la sociedad y sobre el medio ambiente.

“Nos llama la atención que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que hemos conocido hoy no tenga en consideración la realidad de la emergencia climática en que estamos inmersas. Los combustibles fósiles deben quedarse bajo tierra y, por contra, tenemos que fomentar las energías renovables. No hay otro camino, y por ello pedimos al gobierno vasco que abandone este proyecto”, ha declarado López de Uralde.

En este sentido, desde el punto de vista de Unidas Podemos, las conclusiones del estudio «solo atienden a una lógica de industrializar el campo ignorando tanto los valores que la agricultura y el medio rural aportan socialmente como la necesaria transición energética hacia un modelo descarbonizado que se debe realizar”.