Uno de los elementos más importantes de la ideología que esconde el movimiento ultraconservador norteamerciano del Tea Party es su antiecologismo radical. Ya en la campaña electoral que elevó a Obama a la presidencia norteamericana la candidata republicana a vicepresidenta, Sarah Palin, hizo bandera de cuestiones tan polémicas y contestadas desde el ecologismo como la apertura a la explotación petrolífera del Refugio de Vida Salvaje de Alaska. Ella hizo famosa aquella frase de Drill Baby Drill (Perfora, niña, perfora). A pesar del brutal vertido de crudo que ha seguido a la explosión de la plataforma Deep Horizon en el golfo de México, nada ha cambiado en el discurso pro-perforaciones de este grupo.

Leer