La bicicleta es el mejor medio de transporte para moverse en la ciudad  para distancias inferiores a 8 kilómetros. Lo es  por motivos ecológicos, de salud y también económicos. Por eso cada vez es mayor la presencia de bicicletas en las ciudades. De hecho muchas ciudades están tomado ya medidas de fomento de la bicicleta; ahora le toca el turno a la administración del estado porque el peso del impulso a la bici no puede recaer solo en las ciudades.

Son muchos los motivos que nos impulsan a apoyar el fomento de la bicicleta. Repasamos algunos de ellos :

La bicicleta es un importante generador de actividad económica. En nuestro país el sector genera 22.600 empleos directos, y un pequeño empujón podría ampliarlos hasta 36.600 empleos, sin contar con el impacto positivo en el turismo. En la actualidad en nuestro país hay 3.000 tiendas de bicicletas, que por sí solas  generan 4000 empleos.  El número de bicicletas que se venden cada año supera al de los coches, y alcanzó en 2014 el millón de unidades. En España la actividad económica en el sector de la bicicleta crece más del 10% al año.

La bicicleta es un motor del empleo verde. En la Unión Europea en la actualidad hay 650.000 empleos  en el sector, que podrían ascender a  1 millón en los próximos años si los países miembros apoyan e impulsan la bici.

La bicicleta es buena para la salud. El uso habitual de la bicicleta reduce en un 24% el número de muertes por enfermedades cardiovasculares. Pero además es la herramienta más eficaz para la lucha contra la contaminación atmosférica en las ciudades, un problema que cada vez preocupa a más gente. Si lograramos  elevar el nivel de uso de la bicicleta al de un país como Dinamarca (2,6 kms/dia) reduciríamos las emisiones en las ciudades en  un 26%, haciendo con ello una aportación insustituible a la lucha contra la contaminación urbana.

En cuanto a su coste, también la bicicleta ofrece un mejor balance. Mientras el coste anual del coche para el usuario (compra, combustible, parking, seguro, reparaciones) se calcula en unos 1400 euros al año; el de la bicicleta unos 125 euros.

La bicicleta es la que llega antes para trayectos inferiores a los 10 kms. Así lo muestran diversos estudios y pruebas que se han ido realizando a lo largo de los años. Así que también nos favorece en el factor tiempo.

La PNL que presentamos hoy trata de impulsar medidas que, además, mejoren la seguridad de moverse en bicicleta. Por ello proponemos la revisión de una seríe de leyes para mejorar la seguridad del ciclista.