Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

#PPucherazo

 

La modificación de la Ley Electoral es una demanda ciudadana que viene de atrás. Sin embargo la propuesta del Partido Popular de cambiarla para que sean alcaldes los candidatos más votados ha generado un amplio rechazo político. No es de extrañar. Es evidente que el PP quiere modificar ahora esta ley en beneficio propio, con el unico objetivo de mantener el máximo de alcaldías posible en un momento de franca decadencia del voto al bipartidismo. Se trata de una más de muchas trampas que sólo buscan su perpetuación en el poder. Tenemos que frenar esta nueva cacicada, pero sin olvidar que la Ley Electoral tiene muchos otros problemas que reclaman su modificación; eso sí, en la dirección contraria a la propuesta por el PP.

Basta ver el ejemplo de la modificación realizada en Castilla La Mancha, que hace casi imposible aceder al Parlamento Regional a cualquier fuerza que no llegue al 12% del voto para darse cuenta de la trascendencia que tienen las artimañas del PP para alejar la diversidad del pensamiento ciudadano de las instituciones. El ideal de una persona-un voto se aleja, en vez de acercarse en nuestro país.

Uno de los aspectos más perjudiciales de la actual Ley Electoral es el de la barrera del 5%. Esta barrera tiene por única finalidad impedir la entrada en las instituciones de formaciones políticas minoritarias, y rompe drasticamente con el principio de proporcionalidad si no se alcanza esa barreral que, de hecho, es una de las razones por las que en España llevamos treinta años de  modelo bipartidista. Eliminar la barrera no está en la agenda ni del PP, ni del PSOE, cuando de hecho es la modificación más obvia, sencilla y democrática de esta ley.

Hay muchas otras modificaciones necesarias de la actual Ley Electoral, y se ha escrito mucho al respecto. En esto, como en casi todo, lo que falta realmente es voluntad política por parte de los dos grandes partidos para hacer esos cambios que se vienen reclamando desde hace años, y singularlmente desde el 15M.

Hace unos días César Luena, nuevo Secretario de Organización del PSOE con Pedro Sánchez, hizo un llamamiento al resto de partidos de oposición a hacer un frente contra esta modificación de la  ley electoral. Desde liuego la propuesta es buena, aunque no sabemos exactamente a quién se dirige: conviene no olvidar, que el mismo Luena había afirmado días antes que «había muchos partidos accesorios«, lo cual pone de manifiesto un talante muy alejado del respeto a la diversidad en el panorama político que debe presidir la modificación de la Ley Electoral.

Así las cosas, decir NO a la propuesta del PP es una emergencia necesaria; pero la Ley Electoral necesita una modificación profunda que nos acerque definitivamente a un modelo más democrático, y ello pasa, no lo olvidemos, por reformar la Constitución.

 

 

 

11 Comments

  1. Fernando Vallejo

    26.08.2014 at 11:15

    Efectivamente hay que decir no a la reforma que plantea el PP por ser un pucherazo, pero es mas necesaria que nunca una reforma profunda (mas bien diría que tirar a la basura) de la ley electoral. hay que cambiar las circunscripciones, el 5%, la forma de reparto de los escaños, las listas etc.

  2. Juan Novoa

    26.08.2014 at 16:27

    Hay que decir que no a la reforma del PP. Pero a qué tenemos que decir que sí? Cual es la propuesta de EQUO?. La ciudadanïa está harta de este partido en el gobierno, y está harta de esta oposición, pero no vale con eso. Hacen falta soluciones concretas, no elucubraciones sobre las miles de posibilidades de reforma de una ley, o de todas las leyes. Podemos seguir en la tertulia permanente, dedicandonos a denunciar todo lo que está mal, pero hasta que no nos mojemos con soluciones concretas a casos concretos, no vamos a nimguna parte.
    Un abrazo.

    • Las propuestas de EQUO en este aspecto son bastante claras y ya estaban recogidas en el programa Electoral de 2011:
      http://partidoequo.es/quienes-somos/nuestras-ideas/Programa-Electoral
      Creo que si algo caracteriza a EQUO es que siempre vamos con nuestras propuestas por delante. Abrazo, juantxo

      • Juan Novoa

        26.08.2014 at 21:27

        Si. Ya sé cuales son nuestras propuestas y sé donde están recogidas. Y sé que vamos con nuestras propuestas por delante. Y creo que ahora es el momento de sacarlas del cajón y pregonarlas a los 4 vientos. Además de oponernos al ppucherazo.

      • Estoy con Juan Novoa. Es el momento de demostrar que EQUO hace una política diferente mostrando sus propuestas y sus alternativas, no sólo con medios argumentos genéricos que es lo mismo que hacen los partidos de siempre.
        Si me permites una crítica constructiva, ese es uno de los puntos flacos de EQUO, no sabe transmitir. Si Juan no conoce las propuestas lo que le ofreces es todo un programa electoral para que busque la sección correcta y a continuación se lea, posiblemente, un texto bastante largo y farragoso. ¿Cuántos de los que vean ese enlace crees que llegaran a leer esas propuestas? ;)

        Hay que llegar al ciudadano poniéndole las cosas fáciles. La información básica muy a la vista, con un lenguaje que cualquiera pueda entender, lo más resumida posible y con posibilidad, eso sí, de acceder a ella de manera más extensa si quiere.
        Hoy por hoy vamos corriendo por la vida. Si podemos leer 3 líneas no leemos 4 (seguro que a ti también te pasa) y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la comunicación.
        Un saludo :)

  3. David Ortiz

    26.08.2014 at 19:08

    Si no me equivoco lo que diría la ley que quiere imponer el PP, es que un 40% tendría mayoría absoluta, en caso de que la segunda fuerza más votada no llegue al 35% de los votos. El problema de la reforma que propone el PP es que no viene precedida de una ley que busque la diversidad en nuestros arcos parlamentarios. Una vez superado ese paso, no veo problemático buscar un gobierno más estable, en lugar de un gobierno mayoritario basado en suma de minorías.

  4. Vicente Simón

    26.08.2014 at 20:45

    La reforma más simple seria que la circunscripción electoral coincidiera con la administración a elegir, lo que permitirá reducir el número de representantes y la proporción

  5. Andrés González

    27.08.2014 at 10:59

    Yo la verdad es que estoy un poco hecho un lío… porque soy simpatizante de Equo, me leí el programa en las elecciones de 2011 y en general estoy de acuerdo con las propuestas.

    Pero con esta cacicada de reforma de la ley electoral, tengo la sensación de que partidos que como Equo actualmente pequeños (ojalá creciera, yo siempre he sido partidario del poco a poco, mediante darse a conocer enseñando sus propuestas de una alternativa al altual gobierno), se van a quedar sin ningún tipo de fuerza a nivel municipal y autonómico.

    ¿Entonces qué me queda? ¿Votar al PSOE para que no gane el PP? (cosa que me molestaría mucho en mi interior, la verdad, yo quiero votar al partido con el que estoy más de acuerdo, no al que tiene más opciones de ganar al otro que no quiero que gobierne, vamos, el famoso voto útil). O si no, la otra única alternativa que veo es otra cosa que no me gusta mucho tampoco, y es que toda o gran parte de la izquierda presente una candidatura conjunta, y mandar al PP a la oposición rapidamente… Lo malo de esta opción es que se pierden parte del espíritu de los partidos al perder su individualidad y tener que ceder en muchos asuntos, pero si se consigue mantener las propuestas fundamentales supongo que sería una victoria a medias… Pero claro, también si el PP gana es por la división de la izquierda, pero yo entiendo que esté fragmentada, es lo que tiene un sistema democrático y que a un partido no le guste o no le dé importancia al ecologismo, frente a otro que sí (yo sí se lo doy, por eso estoy aquí)

    No sé… cosas como esta del PP consiguen desesperarme y que pierda la fe en el ser humano (egoísta, interesado, con ansias de conseguir más poder cuando ya tienes parte del mismo, no ser capaz de llegar al dialogo democrático, etc)

    • Andrés, en todo caso yo siempre he pensado que el único voto útil es el que se hace con convicción y desde el corazón.

  6. Quitate tu para ponerme yo, ese parece el mensaje alternativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*