Casi al mismo tiempo que se hacía público en Estocolmo el quinto informe sobre Cambio Climático del Panel científico de Naciones Unidas (IPCC), un grupo de activistas de Greenpeace realizaban una protesta en aguas árticas para denunciar la explotación petrolífera. El cambio climático tiene como uno de sus efectos más visibles la reducción de la capa de hielo en el Ártico, y paradójicamente los países ribereños quieren aprovechar esa nueva situación para extraer el petróleo que puede haber allí abajo. El IPCC ha sido nuevamente muy claro: el calentamiento global está causado por la actividad humana, y si no tomamos medidas nos podemos encontrar con un escenario de 5