Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

EQUO, una fuerza política para el siglo XXI

(Os adjunto el texto con el que presenté mi candidatura a la Comisión Federal de EQUO en el  I Congreso celebrado en Madrid el 7 y 8 de julio de 2012)

EQUO es hoy todavía más necesaria que cuando comenzamos a construirla. Una fuerza política nueva, del siglo XXI y para afrontar los problemas del siglo XXI. EQUO debe ser una fuerza ecologista y social, que promueva la equidad, los derechos y la regeneración democrática, coherente con su manifiesto fundacional, Es el momento. Una organización política útil para la gente, y relevante para conseguir cambiar la realidad.

En los últimos meses el debate en EQUO se ha centrado demasiado en cuestiones internas, y de seguir así corremos el riesgo de perder  la  intensidad y la fuerza innovadora inicial. Por eso lanzamos una propuesta renovada, basada en la acción, para que EQUO refuerce su impulso.

Queremos un EQUO capaz de dar una respuesta a la actual crisis económica, y en especial a los intereses financieros que nos han arrastrado a la dramática situación actual. No puede construirse un futuro para nuestros hijos e hijas, en base a una política continuada de recortes sociales.  EQUO debe basar sus propuestas en la sostenibilidad ecológica. Somos ecologistas, y estamos convencidos de que sólo hay salida a la crisis económica desde los mismos postulados que nos ayudarán a hacer frente a la crisis ecológica.

Europa es el marco en el que queremos estar. Somos un partido que mira a Europa, pero una Europa diferente, de los ciudadanos y del medio ambiente, de los Derechos. Una Europa ecológica y social. Por eso aspiramos a ser miembros del Partido Verde Europeo, y pediremos la entrada después del Congreso.

La crisis ecológica es de unas dimensiones colosales. Por eso necesitamos un EQUO comprometido con la lucha ecológica, y que marque un discurso netamente diferenciado de los partidos productivistas. Ese es nuestro elemento más claramente diferenciador y que tenemos que enmarcar en un discurso global en torno a los tres ejes que desde el principio hemos trabajado: democracia, derechos y ecología.

El cambio climático es un riesgo de grandes dimensiones para nuestro futuro. Por eso apostamos como prioridad por un cambio de modelo energético. Hay que dejar atrás definitivamente aquellos combustibles que han generado el problema: carbón, petróleo, gas y uranio. El futuro debe basarse en las fuentes renovables de energía.

Estos principios son inamovibles para nosotros y nosotras. Como lo son la defensa de la igualdad, o la lucha contra la homofobia y el racismo. Ni un paso atrás en los derechos conseguidos.

En un momento de recortes de derechos como el actual, en un momento de shock, en el que se pretende deslegitimar a la política, queremos que EQUO sea un partido de acción. Un partido que reinvindica la política y el activismo como forma de participación social y ciudadana. Si la política desaparece el poder lo toman los mercados. Por eso reivindicamos la política y la calle. Ambas cosas. La presencia de EQUO en las movilizaciones es una declaración de principios y una forma también de hacer llegar nuestro mensaje a la gente.

Queremos ser más. Muchos más. Necesitamos estar en más barrios y más pueblos. Necesitamos más afiliados y afiliadas. Pero sólo si somos una fuerza atractiva y amable podremos conseguirlo. Y también, por supuesto, en las redes, porque somos una fuerza innovadora y de su tiempo.

Por ello trabajaremos para que EQUO sea un espacio para hacer política de forma amable. Rechazamos las formas agresivas. Rechazamos los sectarismos. EQUO debe ser una fuerza inclusiva, abierta y plural. EQUO es la suma de muchas y muchos. Por eso EQUO debe ser multicolor.

Trabajaremos para que EQUO se consolide y crezca. Hay mucha gente que nos está mirando, y esperando. Ahora tenemos que acercarnos y convencerles de que este es su espacio.

En lo interno, apostamos por una organización mucho más sólida y abierta. EQUO es ya una fuerza horizontal, transparente y participativa que estamos construyendo entre muchas personas. Pero como venimos de los movimientos sociales no nos engañamos. Ejercer la transparencia y la participación requiere mucha paciencia, constancia y esfuerzo. Ahora hay que dar pasos para que nuestra estructura se consolide, y se fortalezca. Queremos ser también una organización efectiva, y capaz de tener incidencia en las cuestiones que trabajamos. Pero sobre todo, una organización que mire hacia fuera, que huya del ombliguismo. Una organización ágil y moderna, que combine el trabajo procomún con el talento. Una organización versátil, no burocrática, rápida, flexible, útil para la ciudadanía. Y democrática, profundamente democrática.

 

2 Comments

  1. Hace poco vi un artículo suyo en el huffington post sobre los incendios. Leer aquello fue me dio vergüenza ajena ante la hipocresía de alguien que se dice ecologista, hacía referencias a las temperaturas, el estado del monte,…, eso son agravantes, incrementan la gravedad del incendio, pero no son las causas, sin cerilla puede hacer mucho calor, el monte no arde sólo, no denunciaba las verdaderas causas por las que se incendia el monte, a los intereses, ni una sola referencia.
    Las causas son obvias, si hay un propietario privado de un monte al que le quiere sacar el máximo beneficio la mejor opción es el incendio, ¿por qué?, porque con un incendio das lugar a que se puedan crear plantaciones agrícolas, promociones urbanísticas, ladrillo. Otro motivo son los brigadas despedidos que quieren volver a ser contratados.
    No hay más, y usted no es un ignorante, lo sabe tan bien como yo, los incendios por imprudencias, rayos, colillas… son una minoría, 3 incendios diarios, con varios focos y en zonas dadas a la golfería del ladrillo no son casualidad, (Canarias, Valencia, Mallorca, Alicante, Girona,…). Y que decir del efecto Cañete, legalizar la vergüenza del ladrillo en toda España, llamada a que quemen el monte en parques naturales para seguir construyendo hoteles y promociones ilegales.
    Que decir de la moda de “incendio estabilizado”, que es una cosa diferente para cada comunidad, pero tiene el mismo objetivo, que los ciudadanos piensen que ya está arreglado, que los políticos han reaccionado bien y rápido y que ya está, cuando en realidad puede seguir semanas ardiendo, no está controlado.
    El tratamiento en los telediarios es una auténtica vergüenza, mueren personas abrasadas, asfixiadas,… pero nadie denuncia, nadie va a la raíz del problema, nadie se atreve a hacer nada, es patético. Y vuestra complicidad e hipocresía es lo peor de todo, sois más de lo mismo.

  2. El líder de los verdes europeos, Daniel Cohn-Bendit, es uno de los grandes defensores del federalismo europeo.
    ¿Es ese el caso de equo?

    Yo estoy totalmente de acuerdo con él, pero el paso decisivo tenemos que darlo los ciudadanos:
    http://www.avaaz.org/es/petition/Avanzar_hacia_una_Constitucion_Federal_Europea/

    Animo a la gente de equo a unirse a este grupo de discusión para saber más sobre los federalistas europeos de España y promover su visión de Europa:
    https://groups.google.com/group/eurofederalistas?hl=es

    ¡¡Un saludo federalista!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*