Desde Irlanda a Grecia pasando por España, escuchar el relto de los impactos sociales y ecológicos de las políticas de recortes impulsadas por Merkely Sarkozy es estremecedor. A debate esta tarde en el Consejo del EGP el rol de los partidos verdes en el copmbate contra una situación agobiante para millones de ciudadanos.En la mesa, por parte española Laia Ortiz, diputada de ICV ha hecho una presentación certera de las situación en España. Ha explicado como el origen hay que buscarlo en la burbuja inmobiliaria y en el agujero de los bancos, y no en un déficit público que estaba al comenzar la crisis por debajo del alemán en relación con el PIB de cada país.

En este contexto se habla de propuestas para que sean los bancos los que tengan que responsabilizarse de sus errores, y hacerse cargo de sus deudas. Recortar en sanidad y educación para cubrir ls déficits bancarios es inmoral.

Philip Lambert, del Partido Verde Europeo describe el inmenso reto que enfrentan los partidos verdes en los próximos cuatro años. «Ya no basta con indignarse, tenemos que proponer soluciones». En este contexto se reproduce una discusión necesaria: cuál debe ser el balance entre la respuesta en la calle, y las propuestas en positivo.

Entramos en un debate sobre el hecho de que la ciudadanía quiere encontrar soluciones a la situación actual.  Y los partidos verdes tenemos que hacer valer la nuestra. el impulso a una economía verde. No hay otra salida, puesto que el factor crisis ecológica no ha variado, ni ha mejorado. por el contrario se sigue agravando.

El debate continúa con intervenciones de verdes de Holanda, irlanda, Alemania…Imposible resumir sobre la marcha. En un día como hoy me quedo con la frase: «de la indignación a la solución«