Rajoy lo ha dicho muy clarito. «cada viernes continuarán las reformas, el que viene también». Su obsesión con el déficit y los recortes, cuenta con el respaldo de la plana mayor del PP expresado en palabras de Esperanza Aguirre, a quien lo único que le parece mal es que no haya todavía más recortes. Las grandes líneas políticasde este gobierno están trazadas, y están recibiendo una clara respuesta en la calle. Pero el gobierno no quiere dejar ningún resquicio en el que no se note que mandan ellos. Esa es la explicación para modificaciones legales como la que se plantea el Ministro Arias Cañete en la Ley de Parques Nacionales que podría permitir la caza deportiva y comercial en estos espacios protegidos.

Con  la que está cayendo por todos lados, parece un tema menor. Pero es un síntoma más de una forma de gobernar que en muy pocos días ha impuesto el gobierno de Rajoy: «que se note que mandamos nosotros».

En realidad los Parques Nacionales suponen una superficie muy pequeña del territorio nacional (menos del 1%). No parece descabellado que se dedique esa superficie a la conservación, estudio y conocimiento de la Naturaleza. La caza deportiva y comercial no debe permitirse en estos espacios, ni tampoco hay una gran demanda para que se permita.

Sin embargo algunas asociaciones y organizaciones relacionadas con el mundo de la caza lo demanda. ¿Por qué? La explicación hay que buscarla en intreses privados. Más alla de algún problema puntual en alguno de los 14 Parques Nacionales (relativo a la propiedad de grandas fincas), se trata por parte de un sector de ese colectivo (el relacionado con las grandes fincas) de demostrar que ahora mandan ellos, ya que no hay una demanda social que la justifique. Creo que con esta campaña para abrir los Parques Nacionales a la caza deportiva y comercial están realizando más un ejercicio de poder, que una reivindicación compartida.

Cuando se aprobó la Ley de Biodiversidad en el año 2007, esos colectivos convocaron una manifestación en Madrid en contra de esa Ley. En realidad era más bien una manifestación contra la entonces ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Entonces no mandaban, ahora al parecer sí. Se trata, por eso,  de tirar contra alguno de los últimos bastiones de la conservación de la Naturaleza y de gran valor simbólico: los Parques Nacionales.

Hasta ahora el lobby en favor de la caza en los Parques Nacionales lo llevaban de manera discreta con el Ministerio de Agricultura. Pero ahora que ha saltado a los medios de comunicación y las redes sociales, es posible que esta campaña se vuelva contra los mismo que la impulsan, ya que es más que probable que se encuentren con un amplio rechazo social. Eso sí, cualquier decisión es esperable del «campechano» Arias-Cañete.

Si estás en contra de la caza comercial y deportiva en Parques Nacionales, puedes firmar aqui:

http://actuable.es/peticiones/no-la-caza-los-parques-nacionales