Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

Los «minirreactores» extenderían el riesgo nuclear

Según publicaba El País en su edición del domingo 22 de enero, el gobierno de Estados Unidos está dedicando cuantiosos fondos públicos a investigar el desarrollo de lo que denomina «minirreactores nucleares», que podrían ponerse en funcionamiento dentro de una década. Se trataría de pequeños reactores nucleares de una potencia de 150 Mw, que podrían ubicarse temporalmente en lugares concretos para usos específicos. Ni una palabra se específica sobre los riesgos asociados a estos reactores: ni en lo referido a la seguridad, ni en cuanto al destino de los residuos radiactivos que producen, ni la vulnerabilidad de estas plantas.

Resulta muy interesante el gráfico sobre el número de plantas nucleares funcionando en el mundo  – que aquí reproduzco -. En él se ve claramente que, pese a la masiva propaganda propaganda en sentido contrario, lo cierto es que el número de plantas está descendiendo.Esta tendencia a la baja es probable que se acentúe en los próximos años, en especial tras el impacto en la opinión pública del grave accidente en Fukushima.

En el actual contexto las optimistas proyecciones de crecimiento de la industria nuclear para los próximos años no parece que se concreten. A pesar de la intensa campaña de promoción y relaciones públicas, la industria nuclear no despega.

Es posible que sea en ese contexto en el que se trate de buscar una nueva salida, a través de este invento de las minicentrales nucleares.

Además, la situación en Irán demuestra que las potencias nucleares quieren decidir qué país puede tener potencia nuclear, y cual no. Estas minicentrales les permitirían decidir de una manera mucho más rápida quien, dónde y cuando puede disponer de una planta nuclear.

Pero una vez más, queda por responder la preguntas relativas a los riesgos de este tipo de centrales nucleares. Qué hacer con los residuos radiactivos. No se sabe ni dónde, ni cómo quedarían. Tampoco se responde a la duda sobre la vulnerabilidad que este tipo de plantas presentarían en caso de ataques; ni cómo y dónde y cuando se desmantelarían.

Lo que sí parece evidenciarse que estamos ante una nueva estrategia comercial y política para relanzar la energía nuclear. El movimiento antinuclear debe seguir my atentamente este proceso, para no encontrarse de repente con decenas de mini-proyectos extendidos por todo el mundo y sin control.

Lo que resulta inexplicable es que todo ese dinero no se invierta en el desarrollo de energías renovables, que aportan soluciones demostradas y concretas a la necesidad de nuevos abastecimientos energéticos libres de emisiones de carbono.

5 Comments

  1. Esto pasa por tener minipolíticos con minicerebros. Pues yo ante esto me planto delante, y digo: no se lo pondremos fácil.

  2. Exposito Romero

    24.01.2012 at 0:01

    Lo que le quedará todavía por inventar al capitalismo salvaje americano para dominar el mundo haciendo súbditos a su antojo…no aprenderán hasta que una nuclear le estalle en las entrañas, como le ha pasado a Japón.

  3. Mientras el PRINCIPIO UNIVERSAL DE PRECAUCIÓN sólo sea una tesis de los centros de educación y tema de las mesas de trabajo de asuntos ambientales, la sociedad del alto riesgo y el detrimento planetario continuará su carrera suicida. NO PODEMOS JUSTIFICAR ACTIVIDAD ALGUNA QUE NO TIENE PREVISTA Y RESUELTA, DE MANERA SUSTENTABLE INTEGRAL, CUALQUIERA DE SUS ETAPAS. No es posible seguir alegando bienestar de unos externalizando las consecuencias negativas sobre otros y posteriores generaciones.

  4. Tenemos que englobar la defensa de las energías renovables dentro de la propuesta de un nuevo modelo productivo, más justo, solidario, sostenible y, sobretodo, menor. Tenemos que tender al decrecimiento, aunque ello obliga a un cambio cultural que no sé si podremos asumir…

  5. «Tampoco se responde a la duda sobre la vulnerabilidad que este tipo de plantas presentarían en caso de ataques»

    Por ejemplo leyendo los enlaces que usted mismo proporciona, ¿qué entiende por

    «Safety design features of advanced SMRs – pressurised water reactors?

    pag 161 en http://www.oecd-nea.org/ndd/reports/2011/current-status-small-reactors.pdf

    ¡A solo dos click de distancia!. Pero el argumento es más sencillo. El año pasado tuvo lugar el segundo peor accidente nuclear de la historia y en una condiciones en el extremo de toda previsión con una central diseñada hace más de 40 años. Mi pregunta es simple y se encuentra a un par de clicks de distancia. ¿Cuántas muertes ha producido ese accidente nuclear?.

    Decía un conocido experto en comunicación de riesgo que a lo que teme la gente y lo que mata a la gente suelen ser cosas diferentes. Curiosamente, los antinucleares jamás parecen acordarse de que la energía nuclear es la única fuente que ha demostrado además de garantizar el suministro, disminuir drásticamente las emisiones de CO2 (compare si no a Dinamarca con Suecia o a España con Francia). Así que la pregunta vuelve a ser simple. ¿Recuerda una problema que tenemos que se llama Cambio Climático?. Que podría causar muchas víctimas en el futuro. ¿Están ustedes dispuestos a renunciar a una de las mejores fuentes de de-cabornización de la producción de energía por una fobia irracional a lo desconocido?.

    Gracias de antemano por sus respuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*