Juantxo.org

El blog de Juantxo López de Uralde

La ecología del Tea Party

Uno de los elementos más importantes de la ideología que esconde el movimiento ultraconservador norteamerciano del Tea Party es su antiecologismo radical. Ya en la campaña electoral que elevó a Obama a la presidencia norteamericana la candidata republicana a vicepresidenta, Sarah Palin, hizo bandera de cuestiones tan polémicas y contestadas desde el ecologismo como la apertura a la explotación petrolífera del Refugio de Vida Salvaje de Alaska. Ella hizo famosa aquella frase de Drill Baby Drill (Perfora, niña, perfora). A pesar del brutal vertido de crudo que ha seguido a la explosión de la plataforma Deep Horizon en el golfo de México, nada ha cambiado en el discurso pro-perforaciones de este grupo.

La cuestión es grave. Según informaba ayer el New York Times prácticamente la totalidad de los candidatos republicanos que representan a este sector cuestionan, por ejemplo, la existencia misma del cambio climático. Ojo, porque no estamos hablando de objeciones a tal o cual medida para reducir el CO2, sino del cuestionamiento de lo que dice la propia comunidad científica de manera abrumadoramente mayoritaria. No cabe extrañarse de quienes también niegan la teoría de la evolución, pero sin duda es preocupante. Estados Unidos sigue siendo el mayor contaminador percápita del mundo, y el mayor responsable de las emisiones históricas de CO2.

El antiecologismo es la antesala de la eliminación de derechos sociales. Quienes están en este movimiento detestan tanto al ecologismo, como a cualquier movimiento de defensa de los derechos sociales o civiles. Y sobre todo a lo que representan.

En Madrid de hecho, desde lo ambiental hay claves claras de por dónde iban los tiros. Basta un ejemplo; la línea informativa en Telemadrid en materia de cambio climático, es que éste no existe. Puede parecer anecdótico, pero no lo es. Es solamente un síntoma de una marea que está llegando, y que no puede combatirse con las estrategias tradicionales.

Hacen falta nuevas formas de hacer y de llegar a la gente desde el pensamiento ecologista. Y tienen que ser atractivas y atrayentes para el personal. Nuevos mensajes e ideas, para atraer la atención de millones de personas que buscan referentes actuales para los problemas del siglo XXI

15 Comments

  1. Buen articulo:
    Apunto:La versión española del Tea Party no es otra que nuestro castizo P.P. = Poleo Party.
    Saludos.
    Juanma

  2. Lo cierto es que este tipo de movimientos son preocupantes y hasta asustan un poco. En España y alrededor de “nuestra amiga Esperanzita” se debe de estar creando un movimiento similar. A ver si desde la postura verde, que está creciendo por momentos en nuestro país, logramos contrarrestarlo. Debemos pensar que tipo de estrategias y mensajes utilizar. Como dice en el artículo, atractivas y atrayentes para el personal.

  3. Ya se ve por dónde van los tiros (perdón por la imagen militarista, pero es que les va al pelo), acaban de nombrar asesor del Global Adaptation Institute al bigotes, que no será capaz de aportar nada mínimamente inteligente a ninguna cuestión medioambiental… Pero lo hará en inglés, no te jo-

  4. es necesaria cierta ambición y competitividad para superarnos y mejorar en las múltiples facetas del ser humano, lo que ya no entiendo,(y creo que se adentra en el campo de las enfermedades mentales) es la razón que impulsa a cierta gente a seguir acumulando dinero, poder e influencia a pesar de tener en cantidad para ellos y sus estirpes. sus planteamientos son enfermizos y suicidas a medio plazo: destrozar la casa común. ¿no han entendido todavía que aunque vivan en otra ciudad o en una zona residencial de lujo estamos todos metidos en el mismo puchero?. de psiquiátrico.

  5. Oscar Moreta

    19.10.2010 at 20:07

    Es escandaloso lo del Tea Party y lo más preocupante es la exportación de esta tendencia de derecha extrema y como através del populismo de su mensaje se está extendiendo por doquier.

    A casi nadie le importa un pimiento el medio ambiente, lo vemos estos últimos días en el nombramiento de Pia Lindstrom (responsable de medio ambiente del sector minería de Boliden) como asesora de la UE para el vertido de Hungría. Ayer saltó la noticia, aunque parece una broma de mal gusto, el nombramiento de Jose María Aznar como asesor del Global Adaptation Institute.

    Incluso en gente moderada, como puede ser Patxi Gazcoz, alcalde de Vitoria-Gasteiz… esta tarde, en una entrevista en ‘La Ventana’ de la SER, estaba hablando sobre la candidatura de Vitoria para ‘Capital Verde’, estaba orgulloso de su ciudad, de la conciencia sostenible de Vitoria, y entre medio ha dicho algo parecido a ‘Con el tema del medio ambiente hay dificultad porque a veces hay que tomar medidas impopulares’ ¿Desde cuándo es impopular ser sostenible?

    Un saludo

  6. Gregoria González Hoces

    19.10.2010 at 20:21

    En Estados Unidos, la consciencia ecologista o cualquier consciencia que signifique algún tipo de sacrificio sobre sus hábitos consumistas es una batalla perdida de antemano y si, como dicen algunos sera Aznar el asesor para el cambio climático en Washington, apañados están.
    Si recordamos algunas de las frases estelares de Aznar en la cumbre mundial de negacionistas sobre el cambio climático celebrada en New York no tienen desperdicio:
    “Muchos campeones de la idea del apocalipsis climático nada tienen que ver con la ciencia. Es algo más, es como una nueva religión que condena a la hoguera pública a todo aquel que critique las previsiones y las alarmas”. O cuando señaló que cierto ecologismo “restringe la libertad individual en nombre de una noble causa… como hicieron los comunistas”. Comparar el ecologismo con lo peor del comunismo.

  7. Tal y como lo dices parece que el problema es puramente de marketing, envoltorio del producto vaya.

    Yo creo que la cosa es mucho más política/filosófica/ideológica, la derecha nos ha ganado la batalla de las ideas y ha plantado pequeños capitalistas en nuestros cerebros. Hasta que no sepamos como revertir eso, estamos perdidos.

  8. Creo que el Tea Party se define a si mismo y que es un problema dentro de su propio partido, de la misma manera que Esperanza Aguirre es también un problema para su pripio partido: hace quedar mal a “los suyos” dejandolos de blandengues.

    No me choca que un movimiento que tiende al extremismo de la derecha sea extremadamente “liberal” y por lo tanto individualista, dejando aquellas cuestiones que tienen que ver con “lo común”, para terceras personas.

    Gracias por la información concreta sobre la opinión de este movimiento sobre lo ecológico, pero es algo que se ve venir…

    Suerte con tu proyecto

  9. Me ha chocado mucho lo de TeleMadrid. Aunque sabiendo lo sesgada que está la información en otra televisión gestionada por el mismo partido como es Canal 9 tampoco me extraña demasiado.

    Y lo que apunta Lola sobre Aznar … bueno, creo que resalta la forma de pensar de toda esta gente que forma el Tea Party. Igual lo próximo es recibir la nacionalidad norteamerica y que se presente a las elecciones en algún Estado.

  10. Yo creo que no se deben hacer distinciones en el actual caso que padecemos de antiecologismo, ya que lo que la derecha muestra al igual que muchisimos sectores de la izquierda es un pasotismo total en temas ambientales.No creo que sea importante el echo de quien hace menos incapie en todos estos temas, sino que debemos actuar, tanto si es personalmente, como si es desde nuestras casas o cualquier colectivo.
    Pero somos nosotros los que tenemo que utilizar las pocas herramientas que tenemos para darle un giro a este sistema.
    Si solo percibimos las cosas que nos rodean de forma negativa no creo que haya manera de frenar esto¡¡¡

  11. Tengo muy leído (y comparto) que para lidiar la avalancha que se avecina hay que organizarse y hallar estrategias eficaces.
    Me permito señalar que cualquiera de ellas necesitará para ser llevada a cabo un buen número de personas que apoyen decididamente.
    Espero que nos encontremos todos allí.
    Saludos

  12. El Tea Party con el botón de los misiles nucleares a su alcance. Por ello no deben de creer en la teoría de la evolución.
    Los ecofóbicos petroleojetas como Aznar asesoran sobre el clima. Nada, para eso mejor el primo de Rajoy.

  13. El Tea party acumula un gran poder económico y ahora va a por el político para legitimar sus barbaridades. Ellos van mucho más deprisa que el movimiento ecologista, que es un movimiento creciente y asentado en la razón del largo plazo, pero que juega contra contra una poderosa maquinaria de marketing muy directa, lobos con piel de corderos, son el diablo tentando a Jesús y encima disfrado de ultrareligiosos. Más retorcido imposible. Cuanto más retorcido, más difícil de desentrañar.

  14. Se acabó el petróleo barato, la industria decae y sus redes se repliegan… El Tea, ese, y similareses la reacción furibunda y desesperada de quienes perciben que los vientos empiezan a no serles favorables ¿Cómo se afronta esta tormenta? Hay que explicar a la opinión pública que esto no tiene vuelta atrás,que la que se viene encima es muy gorda y que los ecologistas tenemos soluciones válidas para afrontarla. La clave está en la economía: Nuestra política energética, nuestros modelos de producción y distribución de alimentos y equipos, nuestras propuesta de gestión de los recursos naturales… Esto es lo que en última instancia hará que la gente se fije más en nosotros y vuelva la espalda a la verborrea neocón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*